domingo, 21 de julio de 2013

Tubacex, desde Llodio con amor

Tubacex empresa radicada en Llodio (que este año cumple sus 50 años fabricando tubo sin soldaduras), como un seguidor me ha indicado y me ha pedido que le ofrezca mi opinión sobre el valor.
Lo primero que podemos decir de Tubacex es que a medio y a corto plazo es un valor alcista, pero que ahora mismo está en una situación de indefinición. No es un valor que ofrezca ningún interés para Trading, parece que está consolidando niveles.

tubacex-desde-llodio
Gráfcio diario de Tubacex

En gráficos diarios está dibujando un triángulo que probablemente sea de continuación alcista. Si rompe por encima se podrían intentar largos, con la esperanza de que termine rompiendo la resistencia que tiene en la zona de los 2.60.
Pecando de prudentes podríamos esperar a esa ruptura y un pull posterior, de los que son tan habitual ver en valores como este, de baja capitalización.

tubacex-desde-llodio-semanal
Gráfico semanal de Tubacex

En los gráficos semanales vemos como Tubacex se mantiene mejor que el mercado. Tiene una divergencia bajista que ya la pagó, con el recorte a la zona de los 2 euros, donde hizo una figura de vuelta muy buena y que el volumen delató. Ahora parece querer girarse al alza, pudiendo desarrollar otro tirón alcista, pero como he comentado del gráfico diario, no hay ninguna señal que digas, hummm…..¡¡Que buena oportunidad!!
Hace tiempo descubrí que para que el Trading funcione las señales tienen que saltar a la cara. Si no ves una señal que digas: ¡¡Esto es para comprar!! O ¡¡Esto es para vender!!, mejor no entrar.
Conclusión: si estamos comprados en Tubacex, para mi es para mantener, con una probabilidad muy alta seguirá escalando posiciones, al menos hasta la resistencia de los 2.60 (ese es el examen), si buscamos algo rápido, si buscamos un swing…no me gusta. Para largo plazo es un valor que se podría tener en cartera, pero eso ya lo dejo al criterio de la cartera de cada uno. A mi para largo plazo, me encantan los dividendos, de otra manera no me merece la pena.