viernes, 3 de enero de 2014

Panamá quiere que España obligue a Sacry a cumplir sus compromisos

La ampliación del canal de Panamá, se vio desde Sacry como una plataforma para saltar al exterior y tener relevancia internacional. De hecho, en aquel momento las acciones de Sacry subieron con fuerza, aunque posteriormente llegaran a tocar mínimos históricos.
El gobierno de Panamá quiere que el gobierno español se implique en el conflicto, y que obligue de alguna manera a Sacyr a cumplir sus contratos. Realmente no se si esto es posible…aunque en este problema no sólo está en juego el prestigio de Sacry, está el prestigio de España y de las empresas españolas.
Lo curioso es que por ese contrato para la ampliación del canal de Panamá, también pujaban empresas como ACS, Acciona, etc. Empresas que se quedaron fuera por que la oferta de Sacry fue inferior, incluso de lo que el propio gobierno de Panamá estaba dispuesto a pagar. ¿Quién engaña a quién?
Está claro que esto no va a beneficiar para nada a las acciones de la constructora, que se defiende de las acusaciones, diciendo que en el proyecto presentado por el gobierno de Panamá había información errónea y que esta información, ha desviado sustancialmente el presupuesto.
Y yo me pregunto ¿Quién revisa que la información aportada es correcta? ¿Cómo se hace un presupuesto de estas características? ¿No se comprueba que todo esté correcto?
En este país, si quieres construir una vivienda, hay que presentar informes de toda índole, incluso un estudio del suelo. ¿No lo realizó Sacyr?
No es que me quiera poner del lado del gobierno panameño, que ya ellos solitos se pueden defender, me pongo del lado de las empresas que se quedaron fuera, y que posiblemente si hicieron correctamente sus estudios y presentaron un presupuesto real.
¿Qué supone esto para el accionista de Sacyr? Me supongo que ahora mismo Sacyr va a estar durante un tiempo en el ojo del huracán. Esto no es buena publicidad para la empresa y entrar en conflicto con un gobierno, no es precisamente una buena carta de presentación en futuras licitaciones.